jueves, 21 de mayo de 2015

20mayLos mitos de Barro Blanco

Una mujer de la etnia indígena Ngäbe Buglé carga a su hijo en un campamento a las orillas del río Tabasará.Una mujer de la etnia indígena Ngäbe Buglé carga a su hijo en un campamento a las orillas del río Tabasará.
Una mujer de la etnia indígena Ngäbe Buglé carga a su hijo en un campamento a las orillas del río Tabasará. Foto por: XINHUA/Mauricio Valenzuela
Sea cual sea la decisión final que tome el gobierno acerca del futuro de la represa de Barro Blanco, la desinformación acerca del tema ha sido el protagonista más importante de los debates mediáticos y las opiniones de expertos y especialistas que conociendo mejor los temas, han preferido omitir ciertas verdades del asunto. Se hace necesario entonces presentar el punto de vista desde la perspectiva del desarrollo humano sostenible.
Mito 1. Los pueblos indígenas están en contra del progreso.
Esta es una percepción ampliamente generalizada, y que en gran parte es el resultado de siglos de engaños y ultrajes cometidos contra los pueblos originarios en nuestra parte del mundo. En el caso de Barro Blanco, sin embargo no es cierto. Originalmente el pueblo Ngöbe estuvo dispuesto a aceptar un proyecto hidroeléctrico que les trajera beneficios. El resultado en cambio fue otro: en la consulta del estudio de impacto ambiental de la obra se les engañó por medio de una convocatoria a una reunión en una escuela donde llegaron principalmente madres con sus hijos, se les repartió algunos obsequios y se les pidió que firmaran una lista. Cuando el resto de la comunidad se percató de que se trataba de la consulta fueron fuertemente reprimidos por la policía y vilmente irrespetados en los medios por los gobernantes de turno.

Mito 2.: Los impactos de la hidroeléctrica de Barro Blanco son insignificantes
La opinión pública tiene la percepción de que las hidroeléctricas son tan favorables al ambiente y a la sociedad que estos factores no se deberían tomar en cuenta para rechazar estos proyectos tan beneficiosos. La realidad es claramente otra y para ello solo necesitamos entender que la mejor metáfora aplicable a un río en su estado natural es la de las arterias del cuerpo de un ser humano. Las arterias llevan sangre con células roja y células blancas, nutrientes, oxígenos y diversos químicos necesarios para el cuerpo. Igualmente el río lleva agua con peces, algas, microorganismos que son alimentos para otras especies, minerales y otros químicos que contribuyen a la salud de todo el ecosistema desde el nacimiento de los ríos hasta las zonas marinas donde los pescadores capturan sus beneficios, Para entender el efecto nocivo de las hidroeléctricas “mas amistosas” con el ambiente, es decir aquellas que son de paso (sin embalse), les propongo el siguiente experimento: tome un vaso con agua, lleno hasta la mitad del mismo, y échele una cucharada de sal y una de azúcar. No lo revuelva. Espere un minuto a que la sal y el azúcar se depositen en el fondo del vaso. Ahora pruebe un sorbito del agua. A continuación tome el vaso y échelo en la jarra de una licuadora y a la velocidad más baja mezcle por un minuto. Pruebe nuevamente el agua y verá que su sabor es distinto, y su temperatura también. Ahora, imagínese eso mismo ocurriendo con un río que pasa a través de una turbina. Agua más caliente, mezclada y con mayor fuerza empobrece el ecosistema del resto del río y la costa que era la desembocadura de este. Con los embalse es mucho peor ya que se le niega al agua a los otros usuarios del río sean humanos, fauna o flora.
En el caso específico de Barro Blanco, el proyecto afecta el acceso de los Ngöbe a tierras que tienen un importante valor religioso. Allí están los petroglifos donde se representa el equivalente de su alfabeto y sus niños aprenden su idioma. Según algunos conocedores, este sitio es también un lugar de peregrinación para ellos. Algo muy similar a lo que sería Atalaya o Portobelo. ¿Se atrevería usted inundar Atalaya para tener otra hidroeléctrica?
Mito 3. : Sin Barro Blanco nos tendremos que alumbrar con guarichas.
Barro Blanco en su versión más grande supuestamente produciría 29 MW/H, quedada la pérdida de energía en su largo recorrido de cientos de kilómetros hasta llegar a la ciudad de Panamá, tan solo alcanzaría para darle electricidad a Albrook Mall. Es más, Barro Blanco por otras razones muy posiblemente no podría producir los 29 MW/H, lo que haría que en la práctica su producción neta fuera inferior a lo que pierde la hidroeléctrica de Fortuna en su recorrido desde la cordillera chiricana hasta Panamá. Barro Blanco tampoco abarataría nuestros costos de electricidad.
Mito 4. : Si se cancela Barro Blanco se afecta la seguridad jurídica del país y se alejan las inversiones.
¿Cobranzas del Istmo? Esto sin mencionar los contratos cancelados por Tocumen S.A. o el lío aquel de Finmeccanica. El concepto de seguridad jurídica no existe en los países serios donde constantemente cambian las reglas por razones de interés social y orden público. ¿Alguien se acuerda de la nacionalización de General Motors por el gobierno de Obama? Había que salvar bienes más grandes y valiosos que los intereses de los particulares.
Mito 5: Barro Blanco no se puede cancelar porque está casi terminada.
Este argumento le encanta al presidente Maduro de Venezuela y a Vladimir Putin. Es el argumento de la razón de los echos cumplidos. En Panamá estamos acostumbrados a que a pesar de que las cosas se hagan mal, con corrupción o juega vivo, tenemos que aceptarlas. Hay un edificio que se está robando terrenos del Parque Omar y que está trabajando con turnos extras para ser terminado, con la expectativa clara de que ninguna autoridad se va a atrever a mandar a tumbar ese edificio. Igual pasa con todo tipo de proyectos y acciones que se sustentan en esta actitud: “Va porque va”. Tanto en Estados Unidos como en Europa Occidental se desmantelan hidroeléctrica por razones ambientales. Aquí les comparto el enlacehttp://news.nationalgeographic.com/news/2011/10/111028-condit-dam-removal-video/.
Existen otros mitos sobre el tema energético y del agua que merecen sus propios comentarios. Desde el 2002, cuando la Defensoría del Pueblo hizo un estudio sobre el tema de las hidroeléctricas en el río Tabasará se concluyó que las mismas perjudicaban derechos humanos y dañaban el ambiente. A pesar de esto en los años posteriores se promovió y se aceptó el proyecto de Barro Blanco. Es tiempo que los gobiernos y las empresas aprendan que lo opuesto a la conservación del ambiente no es el desarrollo humano, si no nuestro suicidio.
- See more at: http://www.prensa.com/blogoterapia/mitos-Barro-Blanco_7_4211648794.html#sthash.YycGGbTV.dpuf

jueves, 14 de mayo de 2015

NOTICIAS: El Futuro de la represa hidroeléctrica Barro Blanco dejado a los bancos de inversión europeos




NOTICIAS: El Futuro de la represa hidroeléctrica Barro Blanco dejado a los bancos de inversión europeos

07 Mayo 2015

barro blanco womanTras la suspensión temporal del controversial proyecto hidroeléctrico Barro Blanco MDL en febrero, el Gobierno de Panamá reconoce "errores administrativos recurrentes y manejo inadecuado" de la empresa a cargo. Tras su despido, una nueva mesa redonda está convocada para analizar cómo el proyecto puede continuar bajo una nueva gestión y "de acuerdo con el bienestar de las comunidades". La decisión crucial para seguir financiando el proyecto ahora depende de los bancos de desarrollo alemán y holandés.

A raíz de las protestas de la población indígena local de la comarca Ngobe que han enfrentado a la opresión y violaciónes de sus derechos y en última instancia, seran desplazados por la inundación de la presa hidroeléctrica Barro Blanco - un proyecto MDL registrado bajo el mecanismo de compensación de carbono de la ONU  - La Agencia de Medio Ambiente de Panamá tomó una decisión histórica en febrero para suspender temporalmente la construcción que ya había avanzado hasta el 90%.

La decisión fue justificada por falta de cumplimiento de los requisitos de evaluación de impactos ambientales nacionales, incluyendo deficiencias en el acuerdo con las comunidades indígenas afectadas a nivel local.

Tras esta decisión, una mesa de diálogo se creó para analizar la compatibilidad de la presa con las leyes nacionales y los derechos humanos. Se reunieron representantes del Estado panameño y de las comunidades locales, facilitadas por el Representante Regional del ACNUDH para América Central y Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas para Panamá. La demanda de las comunidades indígenas Ngobe era claro: El proyecto MDL # 3237 debe ser cancelado.

El gobierno finalmente reconoció "errores administrativos recurrentes y manejo inadecuado" por la empresa encargada, GENISA y decidió descartarla. Sin embargo, también propuso una nueva mesa redonda "técnica" para analizar cómo el proyecto puede continuar bajo una nueva gestión y "de acuerdo con el bienestar de las comunidades".

Según el comunicado de prensa oficial del Gobierno de Panamá, "las vías necesarias para reemplazar los directores de proyectos se gestionarán con los bancos que financian el proyecto". La decisión de finalizar la construcción del proyecto y, posteriormente, inundar el territorio de los pueblos indígenas corresponde ahora a los bancos de financiación involucradas. Estos incluyen el banco de desarrollo alemán DEG y el Banco de Desarrollo Holandés FMO.


Como se espera que los flujos de financiamiento para el clima pase a través de diversos canales en el futuro, las lecciones de Barro Blanco se deben tomar muy en serio. Para evitar que los futuros proyectos de adaptación al cambio climático y mitigación tengan impactos negativos ambientales y sociales, un sólido sistema de salvaguardia institucional que respete todos los derechos humanos y, especialmente a los derechos de los pueblos indígenas se requiere. La oportunidad de establecer un sistema de salvaguardias como necesaria es ahora, antes del acuerdo de París, y tras la promesa de Ginebra, de colocar el respeto a los derechos humanos en la parte superior de la agenda de la CMNUCC.

©2007–2015 Carbon Market Watch. All rights reserved.
A project of Nature Code - Centre of Development & Environment.

martes, 5 de mayo de 2015

Las Peligrosas Presas de Nepal


Las Peligrosas Presas de Nepal

POR 








domingo, 3 de mayo de 2015

La Lucha Ardiente por María Doerr







La Lucha Ardiente
Viaje de una Artista al Tabasará

IMG_4330
Aunque la mayoría de las piezas fueron pintadas de vuelta en Stanford, tuve la oportunidad de completar un par de piezas aún estando en Panamá.

Audio Player
“Recordando Barro Blanco”  Un Breve Documental Sonoro
Musica cortesía de Podington Bear CC por 3.0

Por meses he investigado la resistencia indígena Ngöbe a la presa Barro Blanco en el centro de Panamá, y consultado con abogados ambientalistas, periodistas internacionales y profesores que trabajan en derechos indígenas. Este invierno, fui a Panamá para seguir aprendiendo sobre la condición ética del proyecto y hablar con los Ngöbe que viven a lo largo del río Tabasará.
Como una persona ajena muy alejada de las desafíos que enfrenta la Comarca Ngöbe, he usado la pintura para ayudarme a entender mejor el presente poder, inmutable del Tabasará y la lucha ardiente para proteger sus aguas que fluyen. Espero que al compartir estas pinturas y sonidos del río, puedo promover el conocimiento de la resistencia Ngöbe y fomentar el diálogo más abierto sobre violaciónes de los derechos indígenas en Panamá y alrededor del mundo.
IMG_0056
El río Tabasará representa el alma de la Comarca Ngöbe-Buglé. El río serpentea a través de las regiones montañosas de Panamá proporcionan el riego, el agua potable y los alimentos frescos  para las comunidades que habitan en su valle.
IMG_0057
La presa de Barro Blanco es una central hidroeléctrica de 29 MW propuesto que bloqueará el río Tabasará cerca de la comarca Ngöbe-Buglé - su región semi-autónoma indígena. Una empresa con sede en Honduras, GENISA, está construyendo la presa.
IMG_0060
Si es finalizado, la represa de Barro Blanco inundará tierras de cultivo, pondrá en peligro las poblaciones de peces importantes y hará que petroglifos antiguos sean inaccesibles. Siete poblados serán inundadas y más de 5.000 agricultores Ngöbe se verán afectados.
IMG_0058
Los Ngöbe han protestado desde la concepción de Barro Blanco en 2011. Ellos han salido a las calles de la ciudad de Panamá, presentado demandas y tendido la mano a los grupos de medios de comunicación internacionales y organizaciones de justicia social por ayuda.
IMG_0062
Barro Blanco se ha enfrentado a numerosos retrasos en los últimos años. Desde febrero, bajo auspicios de las Naciones Unidas se ha pospuesto el proyecto. En menos de un mes, las autoridades decidirán si o no se completará la presa.
IMG_0054
Las comunidades marginadas de todo el mundo enfrentan retos similares a los que se enfrenta la Comarca Ngöbe: con demasiada frecuencia los que están más cerca de la tierra son los que más sufren la degradación ambiental.