jueves, 16 de junio de 2016

Actualización Río Tabasará y Situación Barro Blanco


Nunca hubiera querido cubrir estos eventos. Habría querido llevarme el recuerdo de Kiad tal como una vez fue. Un lugar humilde pero alegre donde ninguno les hacía falta las necesidades básicas de la vida. En una carta a una amistad escribí "acabé de ver dos tucanes frente a Kiad y por todo el camino me recibieron decenas de ranas azules así como despidiéndose". Sin embargo no podía quedarme con los brazos cruzados y abandonar a esta gente en su lucha.
Llegamos a Tolé el viernes 3 de junio y nos dirigimos al Puente del Rio Tabasará sitio de grandes cierres en el pasado contra el anterior proyecto Tabasará 1 y luego contra Barro Blanco. Queríamos ver el flujo del agua el cual nos informaron que estaba reducido y evidencia de peces muertos. Sin embargo para nuestra sorpresa hallamos el río crecido con niveles elevados. Me dijeron que hubo crecidas pero no era motivo que estuviera tan crecido el río por debajo de la represa.

También me informaron de sobrevuelos de drones sobre el área de Kiad similar a las que utilizaron en nuestra última visita al campamento de protesta antes que los desalojaran violentamente e inundaran el área circunvecina. La medición que hicimos entonces fue de 92 msnm. Desde lo alto se divisaba el antiguo campamento como una isla rodeado del embalse. Inclusive hubo amenazas de desalojar violentamente la comunidad de Kiad y los pobladores se habían preparado para esta contingencia. Igualmente la presencia de una barcaza que se acercaba a los confines de Kiad. Aunque en la ya infame resolución del ASEP de este ilegal embalse de prueba decía que la cota 103 sería alcanzada para junio 15.







A partir del 31 de mayo las comunidades afectadas interpusieron en Ciudad de Panamá sendas demandas criminales ante la Procuraduría contra el director del ASEP, MIAMBIENTE y todos los que se hallen responsables por el anterior atentado contra los derechos humanos, ilegal cierre de compuertas y supuesto inundación de “prueba” [1]. Igualmente se procedió a interponer nuevos amparo de garantías constitucionales por posibles desalojos y una repetición de lo que ocurrió aquel 23 de mayo de 2016 [2].

Es muy serio y muy triste lo que ha pasado. El poder económico ha pisoteado la dignidad humana. Se escuchan testimonios como las tropas pisoteaban hasta los uniformes de los niños ngäbes como en un gesto de menosprecio a su humilde pueblo. Se golpeó y arrastró a los hombres, mujeres y niños y se procedió a vandalizar y destrozar el campamento. Luego no contento con esta barbarie procedieron a matar y degollar todo animal doméstico perros, pollos y hasta un gracioso pavo que rondaba tranquilo el lugar. No sólo se violaron los derechos humanos sino hasta los derechos de los animales. A toda esa matanza la subieron a un pickup como para desaparecer pruebas y solo dejaron un periquito degollado para mostrar la barbarie y salvajismo de esta institución que más bien en vez de parecerse a policías se parecían a un ejército invasor[3]. 


Luego se procedió a destruir el lugar con cuatro retroexcavadoras de la empresa genisa (ver video) propietaria del infame proyecto Barro Blanco. Para el día siguiente comenzaría el calvario del pueblo ngäbe y las comunidades afectadas con el cierre de compuertas aquella fecha fatídica del 24 de mayo a las 11 horas que quedará marcada como una fecha negra en el calendario del pueblo ngäbe en que la codicia y la ambición de millones y mega watts prevalecieron sobre la sensatez y el respeto a la dignidad de nuestros pueblos originarios. 




Las aguas ya han subido traspasando peligrosamente el área comarcal. Los caminos y senderos a orillas del río han quedado deshabilitados. Los residentes ngäbes a orillas del río han quedado aislados mientras el agua seguía subiendo. Escasean los alimentos de primera necesidad. Los sembrados y campos de cultivo han quedado inundados. La empresa genisa por su parte le ha cerrado el paso por el proyecto hacia la carretera para abastecerse de alimentos. Mientras que el gobierno en un despliegue propagandístico lleva colchones y sacos de arroz a comunidades aledañas no afectadas. Mientras las comunidades afectadas cercanas al proyecto mediante esta acción han sido sometidas a un virtual cerco de hambre. Si esta acción no es violatorio de los derechos humanos en realidad no sabríamos cómo llamarlo[4].




Pero mucha agua ha corrido por debajo del puente desde que acompañe la comitiva de afectados a Panamá a fines del mes de mayo. En todos los confines del país desde David, Santiago hasta Panama se han multiplicado las voces de protesta contra Barro Blanco. Se han hecho protestas contra la propia Naciones Unidas quienes habían avalado este macabro proyecto con sus malditos bonos de carbono. Al retirarse el grupo se presentaron un grueso contingente de policías como para intimidar a los manifestantes.
https://youtu.be/AUk9eygvhzg


Mientras toda esta maniobra del gobierno las comunidades afectadas se manifestaban en Vigui donde ni siquiera la policía les permitía protestar en la acera. Sino más bien acometió una persecución a los manifestantes hasta campo abierto donde se escucharon hasta detonaciones no sabemos si de fusil y donde lograron detener un joven menor ngäbe de nombre Fredy Arenas al cual golpearon al detenerlo. Luego este sería liberado al siguiente día.



Mientras esto transcurría miembros de la fe Mama Tatda se manifestaban al frente del proyecto logrando cerrar la carretera brevemente. Pero en las áreas comarcales de Ñokribo en la vertiente caribeña en los puntos de Mali, Gualaquita y Norteño si lograron detener el tráfico vehicular por varias horas hacia Bocas del Toro. Sin embargo en la localidad de Valle de Agua comunidad indígena ngäbe excluida de la Comarca al realizar sus propios cierres habían sido acusados injustamente de no dar paso a las ambulancias y de tirar piedras a los buses cuando aquellos hechos no habían sido comprobados. Como represalia la policía ni siquiera les permitió a los pobladores aproximarse a la calle y más bien en una práctica inhumana y violatorio de los derechos humanos y contrarios a los pedidos del Defensor del Pueblo les iluminaban las viviendas con lámparas de construcción de alta intensidad impidiendoles el sueño. En tanto más comunidades indígenas de Bocas del Toro como Barranco y otros se han ido sumando a la protesta.


En tanto en la ciudad de Panamá se han movilizado las poblaciones ngäbes, gunas y emberá en la lucha. Desde la 24 de Diciembre en Ciudad de Panamá desde un extremo de la ciudad se convocó una marcha multitudinaria hasta la presidencia entregando un pliego para la cancelación de Barro Blanco. Escuchamos en Santiago de la agresión que fue objeto el joven ngäbe Sergio Gallardo con su amiga quienes se dirigían hacia una manifestación pacífica contra Barro Blanco. Decir que este proyecto no le afecta porque está en otro lado del país, en otra provincia y que no es nuestro problema. Es decir que una herida en el dedo no le afecta la salud solo porque queda situado en el dedo. Barro Blanco es aquella herida en el dedo que hay que curarlo a toda prisa cancelando este maldito proyecto sino está herida se extenderá convirtiéndose en gangrena matándonos a todos. Luchar contra Barro Blanco es luchar contra las hidroeléctricas, contra la minería, contra el extractivismo, contra la explotación inmisericorde de nuestros recursos naturales en el país.

Las noticias vuelan en Kiad y nos informaron de la visita de una comitiva del gobierno el día lunes 6 de junio para supuestamente cumplir con los requisitos de consulta a las comunidades afectadas. En el pasado la comunidad de Kiad y demás comunidades afectadas han rechazado rotundamente reunirse con representantes del gobierno debido al rompimiento del dialogo el pasado junio 2015 debido al rechazo a las incompatibilidades socio ambientales y legales del Proyecto Barro Blanco presentados ante el Gobierno y cuando se reprimió salvajemente a los manifestantes en una visita de la Vice presidenta en Tolé[5].

Presenciamos la llegada de esta comisión del gobierno compuesta por funcionarios del ASEP, ANAM, INAC entre otras instituciones pero también por algunas autoridades tradicionales como los caciques regionales para inspeccionar el área de afectación. Los habitantes los recibieron de forma non grata con acaloradas discusiones. Insistían en llegar al área afectada y la comunidad les presento un acta para  firmar que indicaba que esta visita no consistía en una consulta de ninguna clase. Sin embargo las gentes no le permitieron pasar con firma o sin firma. Finalmente la comitiva decidió retirarse. Sin embargo según nos informaron algunos funcionarios mientras los afectados se manifestaban en Vigui y Barro Blanco llegaron al día siguiente en una barcaza por el río para examinar el área.


El gobierno está desesperado y ha actuado para aplacar esta creciente presión nacional e internacional donde se ha llegado a casi 90 mil firmas en rechazo del Proyecto Barro Blanco [6]. La propia vice-presidenta organizó un viaje relámpago a Tole y las áreas afectadas para reunirse con las autoridades indígenas quienes no tardaron en reclamar la inundación de prueba inconsulta. Finalmente se llegó a aprobar un memo de 8 puntos que acuerda la continuidad del dialogo condicionando el ilegal llenado del embalse de prueba “con el único objetivo de demostrar que el proyecto funciona”. Sería básicamente lo mismo como para saber si un revolver funciona habria que matar algún cristiano.

También en el punto 3 acuerda “El Gobierno se compromete a mantener las pruebas hasta la cota 90”. Sin embargo a esta altura se afectan los petroglifos que ya la cola del embalse amenaza peligrosamente el ultimo petroglifo en la cota 87,5 msnm donde se halla actualmente. Esto ya encendería un conflicto social innecesario con la población Mama Tatda y Ngäbe Bugle que consideran este sitio como sagrado y violaría tanto leyes nacionales como convenios internacionales que protegen los sitios patrimoniales y lugares de culto religiosos y espirituales. Sería semejante tanto como inundar la tumba de Jesucristo o el muro de los lamentos. Acciones como estas han iniciado guerras en el pasado y sería verdaderamente estúpido de este gobierno intentar semejante acción descabellada. Pueden leer el memo aquí.[7]

El estado es para proteger y velar por los mejores intereses de sus ciudadanos y no para desplazarlos de sus tierras especialmente de los pueblos originarios. En el caso de Barro Blanco el estado no ha cumplido con su papel de proteger a sus ciudadanos avalando un corrupto Estudio de Impacto Ambiental EIA. Además de inundar petroglifos protegidos por leyes nacionales y convenios internacionales desplazaría un sin número de familias de sus hogares. Inundaría cementerios ancestrales que quedan a orillas del río. También destruiría campos de cultivos y labranza donde obtienen sustento y alimentos los afectados. Hay que considerar que seguir inundando crearía una crisis de salud de primer orden ya que las comunidades afectadas como Kiad dependen del abastecimiento de agua potable de fuentes por debajo de la cota 103 msnm. A ese nivel se pondría en peligro la propia CEBG y demás casas de Nuevo Palomar que queda peligrosamente en la cota 104 msnm. Igual se podría decir de algunas áreas de Calabacito en el área campesina en la cola del embalse de la cota 103 msnm los cuales quedarían en zona de riesgo de inundación.

En el punto primero del acuerdo dice que “El Gobierno nacional se compromete a realizar los esfuerzos que sean necesarios para que el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco sea administrado y operado por un nuevo grupo de profesionales, especializados en operación y mantenimiento de centrales de este tipo, bajo la supervisión y control estricto del fideicomiso de los bancos internacionales que financiaron el proyecto.” No es coincidencia que la represa Agua Zarca donde murió Berta Cáceres fuera financiada por el mismo banco holandés FMO o su hermano alemán DEG o su colega Centroamericano BCIE que financian Barro Blanco ya que han financiados muchos proyectos de sangre y muerte tales como Santa Rita en Guatemala o Aguán en Honduras donde perecieron una veintena de campesinos a las que se les despojó de sus tierras. Pareciera que fueran proyectos distantes pero obedecen a los mismos intereses de desalojar a nuestras humildes poblaciones originarias o campesinas de su vitales recursos. Esta realidad se repita una y otra vez en un país o en otro es lo mismo. Es la misma enfermedad que atenta a la vida, dignidad y derechos humanos de nuestros prójimos. Ahora pretenden seguir a cargo del infame Proyecto Barro Blanco.

Luego de una marcha exitosa en San Félix el 5 de junio y una marcha de las comunidades afectadas desde Cerro Viejo hasta Vigui y desde allí hasta el portón y campamento Mama Tatda se acordó una gran concentración para unificar todas las fuerzas vivas Ngäbe Bugle opuestas al Proyecto Barro Blanco el sábado 11 de junio en la propia entrada de dicho Proyecto. Lugar donde asistieron numerosas delegaciones de todos los confines de la comarca y del país y de muchas organizaciones sociales y conservacionistas con un solo objetivo unificar todas las fuerzas bajo la nueva Convergencia Ngabe contra Barro Blanco para oponernos a este vil Proyecto y buscar su cancelación definitiva[8].

Para los que solo le interesa los numeritos como si los numeritos mágicamente van a resolver los problemas a los afectados. Se gana y se pierde. Por un mal diseño o no cumplir con las estándares de la ley se han visto grandes edificios desplomarse, grandes proyectos cancelarse y hasta grandes represas demolerse y no sería la primera. Un EIA falseado y corrupto, un diseño desfasado, una campaña de engaño. Le decimos que ya no hay lugar para mega represas en la actualidad recordemos Chixoy en Guatemala donde murieron millares de indígenas y campesinos para solo producir 300MW [9]. Y las que se construyeron se están gradualmente desmantelando. Pero se ha comprobado que estos contaminan más con gases de invernadero como metano que reducir CO2 y ya no se certifican hace un par de años por el MDL para bonos de carbono. En estos momentos Barro Blanco NO sería certificado para los bonos o créditos de carbono ya que no cumple con los criterios actualizados, además de violar los derechos humanos[10].



 Los grandes embalses solo se requieren para fines específicos como los canales de navegación. Porque ni para irrigación se utilizan embalses ya que este se realiza por goteo. ¿Que reemplazar Barro Blanco es difícil?  Sería una cuestión tan simple como adicionar 10 torres eólicas al Proyecto Penonomé[11] o instalar 3 parques fotovoltaicos como el Parque Fotovoltaico de Chiriqui de 12 MW de Enel Green Power[12].  Imagínense que si cubriéramos una área de 258 has del embalse de Barro Blanco en paneles fotovoltaicos generarían 134 MW sin tanto aspavientos. ¿Que generan solo de sol a sol? Ya existen bancos de baterías y otros sistemas tecnológicos para suplir el excedente las 24 horas como los utilizados en Alemania, país con más paneles solares en el planeta. Es cuestión de mirar hacia el futuro sin devastar nuestros bosques, sin inundar comunidades, sin expropiaciones forzosas, sin conflictos sociales. 
--------------------------------------------------

[1] https://www.youtube.com/watch?v=hYxY1dnwi6I

[2] https://www.youtube.com/watch?v=jn0OBAkOFHM

[3] http://chiriquinatural.blogspot.com/2016/05/criminal-inundacion-en-barro-blanco.html

[4] https://www.youtube.com/watch?v=NZBJUIo9N0I

[5]http://chiriquinatural.blogspot.com/2015/08/visita-de-la-vice-presidenta-y.html

[6]https://www.salvalaselva.org/peticion/1051/panama-indigenas-ngaebe-defienden-rio-tabasara-evitar-desalojo#main

[7] https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxjaGlyaXF1aW5hdHVyYWx8Z3g6Nzk1MDE2ZGE3MWZlM2U3MQ

[8] https://www.youtube.com/watch?v=ITb-e5Ds9rg

[9]  http://www.ecoportal.net/Temas-Especiales/Politica/Masacre_en_Chixoy._La_Resistencia_en_Guatemala

[10] Ver la carta de John Knox a sus homólogos de la ONU en http://carbonmarketwatch.org/ 

[11] http://laestrella.com.pa/panama/nacional/inauguran-panama-mayor-parque-eolico-acentral-clinton-como-testigo/23903057

[12] http://www.enelgreenpower.com/es-ES/mxca/power_plants/plants/panama/chiriqui

jueves, 9 de junio de 2016

CARTA ABIERTA BARRO BLANCO AL PRESIDENTE DE PANAMA





Estimado Presidente Varela,
Reciba un cordial saludo.
En adjunto, me permito enviarle una comunicación firmada por 10 organizaciones internacionales, regionales y nacionales, manifestando nuestra profunda preocupación por la integridad personal y seguridad de las comunidades Ngäbes, afectadas por el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, y urgiéndolo a proteger sus vidas e integridad personal y a suspender inmediatamente la inundación de prueba que está violando sus derechos y poniéndolos en riesgo de daño irreparable.
Cualquier información adicional o consulta me pongo a su disposición.
Atentamente,
Pierre-Jean Brasier

Pierre-Jean Brasier
Network Coordinator
Carbon Market Watch
Rue d'Albanie 117, B-1060 Brussels, Belgium
Tel: +32 2 335 36 64 / Cell: +32 484 61 29 76 / Fax: +32 2 335 36 69 /
Skype ID: pj.brasier / Twitter: @pjhugo


__._,_.___



Para Juan Carlos Varela Rodríguez, Presidente de la República de Panamá 


CC Isabel de Saint Malo de Alvarado, Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá  Nanno Kleiterp, Director General del Banco de Desarrollo Holandés (FMO) Nick Rischbieth, Presidente Ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCEI) Bruno Wenn, Presidente del Banco Alemán de Desarrollo (DEG) 

Ref: suspensión inmediata de las inundaciones de prueba en Barro Blanco 

Estimado Presidente Varela, 
Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra profunda preocupación por la integridad personal y seguridad de las comunidades Ngäbes, afectadas por el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco.  
El 22 de mayo, la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP), anunció mediante un comunicado de prensa1 que el 24 de mayo se iniciaría el llenado de prueba del embalse de Barro Blanco.  El comunicado de la ASEP también indicó que el proceso de inundación llegaría a la cota de 103 sobre el nivel del mar el 21 de junio del 2016. 
Según el informe de la Misión de Verificación dirigida por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en 2012, las comunidades Ngäbe de Kiad, Nuevo Palomar y Quebrada Caña se verán directamente afectadas por las inundaciones. El informe indica que 6 hectáreas + 9816.86 m² de sus tierras, incluyendo 6 casas y un petroglifo ubicado en la comunidad de Quebrada Caña, quedarán bajo el agua. 
Asimismo, hemos recibido información por parte de integrantes de las comunidades afectadas que las aguas del embalse de Barro Blanco ya han alcanzado los límites de la zona del Corregimiento de Bakama, en la Comarca Ngäbe-Buglé, al oeste de Panamá. A estas alturas, las comunidades Ngäbes de Quebrada Plata, Quebrada Caña, Kiad y Nuevo Palomar, así como los sitios ceremoniales de la Iglesia Mama Tatda, podrían verse seriamente afectados por el llamado “periodo de prueba” esta semana, mucho antes del 21 de junio, fecha inicialmente prevista por la ASEP. 
Al contrario de lo indicado por el comunicado de prensa de la ASEP, y confirmado por Milton Henríquez, Ministro de Gobierno3, este proceso de llenado temporal no fue notificado ni consultado con las comunidades afectadas. Lo anterior es contrario a los estándares internacionales en materia de derechos humanos que estipulan que los pueblos indígenas tienen el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado.  Asimismo, como se desprende del derecho a la propiedad garantizado por la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros acuerdos, los pueblos indígenas tienen también el derecho a una vivienda adecuada, a poseer, utilizar, y "disfrutar libremente" de sus tierras y territorios tradicionales, y a no ser “desplazados por la fuerza” de ellas4. 
Las comunidades Ngäbes están decididas a quedarse y a defender sus tierras, que consideran sagradas.  Lo urgimos a proteger sus vidas e integridad personal y a suspender inmediatamente la inundación de prueba que está violando sus derechos y poniéndolos en riesgo de daño irreparable. 
Atentamente,
 Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente – AIDA
 Both Ends 
Carbon Market Watch Center for International Environmental Law - CIEL
Center for Research on Multinational Corporations – SOMO
  Collective Voices for Peace International Rivers
  Salva la Selva - Rettet den Regelwald
Task force on the Americas 

Urgewald

----------------------------------
                                                             1 http://www.panamaamerica.com.pa/economia/asep-anuncia-el-inicio-del-periodo-de-prueba-decentral-hidroelectrica-barro-blanco-1027251
 
 

miércoles, 8 de junio de 2016

CARTA DE CIUDADANO EUROPEO CONTRA BARRO BLANCO





Por el siguiente medio comparto una carta enviada a las autoridades nacionales por un ciudadano europeo preocupado por el atropello y abuso de los derechos humanos a las que han sometido el pueblo ngäbe bugle al imponérsele el infame proyecto Barro Blanco en contra de su voluntad.
---------------------
31 de mayo 2016


Al Señor Juan Carlos Varela Rodríguez, Presidente de la República de Panamá,
A la Señora Lorena Castillo de Varela, Primera Dama de la República de Panamá,
Al Señor Milton Henríquez, Ministro de Asuntos Internos de la República de Panamá,
A la Señora Mirei Endara de Heras, Ministra del Ambiente de la República de Panamá,
Al Señor Roberto Meana Meléndez, Administrador General de la Autoridad Nacional de Servicios Públicos ASEP,
Al Señor Iván Barría Mock, Gerente General de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA),
Al Señor Luis Kafie, Presidente de la empresa Genisa de Honduras,
Al Señor Nick Rischbieth Gloë, Presidente Ejecutivo del Banco Centroamericano de integración Económica,
Al Señor Nanno Kleiterp, Presidente del Banco FMO de Holanda,
Al Señor Bruno Wenn, Presidente del Banco DEG de Alemania,
A los dirigentes de las empresas constructoras,

En copia:
A la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),
Al señor James Anaya, ex-Relator Especial de las NU sobre Derechos Indígenas,
A las oficinas de Human Rights Watch Alemania y Holanda/Bélgica.



Estimados Señoras y Señores,

Que me disculpen la molestia, pero hace varios días que estoy profundamente inquieto, al punto de no poder dormir... ¿Por qué? Porque me llegó la noticia del llenado del embalse de Barro Blanco, y que siento a cada hora que pasa la subida del nivel del agua del Rio Tabasará, detenido por esta obra que nunca hubiera sido construida, si los derechos del pueblo Ngäbe-Bugle habrían sido respetados. Pero si se construyó a pesar de las protestas continuas y hace una semana se culminó la criminalidad de este proyecto, cerrando las compuertas, el día 24 de mayo de 2016.

Que me permiten compartir aquí, estimados señoras y señores, y poniéndome al lado del honorable pueblo Ngäbe-Bugle, mi gran indignación por la incapacidad de todas las instancias involucradas hacer respetar sus derechos, y por no detener físicamente al proyecto. Tengo al pueblo Ngäbe-Bugle el respeto más grande, por los valores que mostraron en la defensa de sus derechos: su lucha ha sido pacifica, digna, y constante. Por esto, me siento orgulloso de haber conocido a este pueblo hermoso en mi visita en Panamá en junio de 2013. Por esto también, me indigna profundamente lo que está pasando ahora, con el despojo del territorio que les vio nacer.

Que me dejen, señoras y señores, recordarles que bajo el artículo 32 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y de la ley 10 de Panamá garantizando la tierra Comarcal como inalienable, se requiere una consulta previa a todo proyecto, para llegar a un consentimiento libre y informado de los pueblos afectados. Esto nunca se hizo con el pueblo Ngäbe-Bugle afectado, al cual se impuso el proyecto [1].

Desde allí, desgraciadamente, en lugar de tomar el tiempo necesario para aclarar la situación como era deseable, se avanzó con Barro Blanco, sin considerar las protestas legítimas de las comunidades. Peor, durante todo el proceso, hubo mentiras. Se manipuló a mis amigos con mesas de "diálogo" o con un peritaje para medir en dólares sitios inestimables de su cultura, cuando al mismo tiempo se estaba avanzando con la obra. Ahora que se está llenando el embalse, rompiendo acuerdos pasados entre el gobierno y el pueblo Ngäbe-Bugle, se dice a la opinión pública que es solo un embalse de prueba. Tengo una pregunta para ustedes: ¿les gustaría, señoras y señores ver su casa, su jardín, bajo agua durante dos meses? ¿Sería esto algo reversible? Ustedes saben muy bien la respuesta, pues esto es el último engaño que debe sufrir hoy el pueblo Ngäbe-Bugle. Porque además de sufrir una injustica, también se ve una falta inmensa de respeto humano.

Que me permiten, señoras y señores hacerles otra pregunta: ¿sería posible que los Ngäbe-Bugle puedan tener razón rechazando a una represa hidroeléctrica dentro de un territorio del cual tienen un conocimiento ancestral?  ¿Sería posible que Barro Blanco no favorece un desarrollo sostenible sino lo impide? ¿Han considerado ustedes esta posibilidad?

Hoy los estudios más avanzados denuncian que los proyectos hidroeléctricos no cumplen con sus promesas iniciales. Al contrario, los costos sociales, ambientales y hasta económicos podrían superar los beneficios de este tipo de infraestructura [2]. Solo un estudio sistémico complejo puede evaluar los impactos reales, lo que no permiten los estudios de impacto ambiental actuales.

Del lado de la ONU, se había otorgado una certificación del "mecanismo de desarrollo limpio" a Barro Blanco. Hoy, la propia ONU denuncia este mecanismo a través de su relator de derechos humanos John Knox [3]. En otras palabras, nunca será limpio un desarrollo que no respeta a los seres humanos.

¿No sería, señoras y señores, el tiempo de finalmente escuchar al pueblo Ngäbe-Bugle, y dejarle elegir si la represa se puede quedar o no? ¿No sería más importante el respeto del pueblo indígena más importante de Panamá y el respeto de la madre tierra que los intereses de grupos financieros? Claro que se requiere energía, pero hablamos aquí solo de 30 MW, unas 10 eólicas apenas! ¿No sería más importante para construir la paz, y la transición hacia modos de vida sostenibles permitir al pueblo Ngäbe-Bugle tener la última palabra sobre este asunto, cuando fueron maltratados tanto con este proyecto? En verdad, les toca una oportunidad tal vez histórica, señoras y señores, de demostrar que sí puede ganar la justicia, que si se deben respetar las leyes, que un proyecto hecho de esta forma puede ser desmontado. Sería una señal muy fuerte para la justicia, para la paz, y una muestra de fuerza política de Panamá al mundo. ¿Quién perdería? En gran mayoría los financieros, pero que pueden sobrevivir sin su inversión. No es el caso del ecosistema del Rio Tabasará. A lo mejor no es el caso del pueblo Ngäbe-Bugle gravemente afectado por este crimen contra ellos.

A ustedes señoras y señores de los bancos involucrados, que me permiten decir lo siguiente: la vida vale más que el dinero. El mundo no es un supermercado donde todo se puede comprar. La vida es compleja y su ritmo es diferente del ritmo del capital. La economía del futuro tendrá esto en cuenta y financiará proyectos respetuosos de la madre tierra y de sus hijos. Ustedes pueden decidir si hacen parte del futuro o del pasado. Que actúen con responsabilidad. Ustedes perderían todo su dinero renunciando ahora a este proyecto, es obvio porque toda la inversión ya se realizó, pero ganarían el impacto mediático de esta decisión. Mostrarían que ustedes privilegian la vida y ganarán mucho respeto, y no lo dudo muchos otros clientes. Entonces por favor, señoras y señores, les pido escuchar su corazón y alinearlo con su mente. No se si ustedes tienen fe, pero la mía dice que si es posible.

En respecto a mi legitimidad para escribir estas palabras, señoras y señores, les quiero asegurar que mi posición no tiene nada que ver con ningún interés propio, sino con el compromiso que hice como ser humano al pueblo Ngäbe-Bugle, que solo puede decidir de lo que le conviene en su territorio como lo aclaran las leyes nacionales e internacionales. Es una acción de solidaridad con un pueblo digno, frente a la acción criminal actual que están sufriendo.

Pido con la urgencia más grande que se re-abren las compuertas de Barro Blanco, el tiempo de llegar a un acuerdo,
Pido que se respetará la decisión del pueblo Ngäbe-Bugle, hasta si esto debe conducir a un abandono del proyecto,
Llamo al coraje de todos ustedes, señoras y señores, para que triunfen la democracia y la justicia, para decir juntos y con orgullo: ¡que viva Panamá!
Atentamente,
Ing. Sébastien Meyer
Ciudadano europeo  




[1] Ver a respecto el artículo científico de Cindy Campbell in "American Indian Law Journal", http://law.seattleu.edu/Documents/ailj/Spring%202014/Campbell.pdf
[2] Kirk O. Winemiller et al, Balancing hydropower and biodiversity in the Amazon, Congo and Mekong, Science, January 8, 2016
[3] Ver la carta de John Knox a sus homólogos de la ONU en http://carbonmarketwatch.org/

viernes, 27 de mayo de 2016

CRIMINAL INUNDACIÓN EN BARRO BLANCO


CRIMINAL INUNDACIÓN EN BARRO BLANCO


Mientras deambulan las gentes apáticas de nuestra capital  se desenvuelve una tragedia humana de infinitas proporciones en Barro Blanco.  El gobierno de Panamá del presidente Juan Carlos Varela ha autorizado a través de su director de la Autoridad de Servicios Públicos ASEP de ingrata recordación el director Roberto Meana mediante resolución[i] cerrar apresuradamente las compuertas del nefasto proyecto Barro Blanco el 24 de mayo 2016 con menos de un día hábil de por medio, cuando la norma jurídica indica que son 15 días hábiles. Todo esto sin contar con el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades indígenas ngabe bugle que serán desplazadas. También violando el acuerdo de la Cacica Silvia Carrera con el presidente Varela que en su punto sexto decía que no se iba cerrar las compuertas a menos que se contará con la consulta de todas las partes afectadas. Además de violar la ley, ya que existe un amparo de garantías constitucionales ante la Corte Suprema sin fallar.

El día anterior se desalojó el campamento de protesta compuesto por alrededor de 200 hombres mujeres y niños quienes se congregaban en su religión Mama Tatda, donde rezaban y coreaban canciones y oraciones día y noche en contra del nefasto proyecto Barro Blanco. Para aquella obra dantesca se habían movilizado alrededor de 700 efectivos policiales, 200 solamente para Barro Blanco,  incluyendo SENAFRONT que deberían estar mejor cuidando las fronteras en vez de reprimir a sus pueblos originarios con esto violando la Acta Leahy[ii]  del Congreso de EEUU que prohíbe a fuerzas financiadas por EEUU violación de los derechos humanos.



Alrededor de 70 personas fueron maltratadas golpeadas, vejadas y detenidas. Le destrozaron el campamento con cuatro retroexcavadoras de la empresa Genisa. Se vandalizaron y destrozaron sus enseres, se degollaron los animales, perros, pollos incluyendo un gracioso pavo que engalanaba el lugar.
  Se detuvo la dirigente Mama Tatda y Cacica Clementina Pérez, el ngabe Bernardo Bejarano y el dirigente ngabe Toribio García quienes fueron esposados a los radio patrullas en Barro Blanco, aunque en las versiones policiales por los medios indicaba que no habían sido detenidos. Alrededor de 35 niños fueron alojados en la Misión Católica Jesús Obrero de Tole. Según la Policía ellos no eran detenidos sin embargo estaban confinados a sus cuartos respectivos y vigilados por agentes policiales. Según testimonios de los propios niños había un compañero Mauricio Duncan un joven ngabe de Ñokribo quien estaba comunicándose con sus padres en su celular. Rápidamente fue esposado y sacado de la Misión con rumbo desconocido. Hasta el momento se desconoce su paradero. Según los últimos informes los niños ya fueron liberados a sus padres menos el joven Duncan. Mientras acontecían este drama humano el gobierno desesperadamente trataba de ganar adeptos realizando donaciones a las demás comunidades no afectadas con colchones, bolsas de arroz y otros víveres.

En tanto en la ciudad de Panamá se convocó una conferencia de prensa en la Universidad Nacional donde se presentaron los medios informativos. Sin embargo en la mañana hubo solo un canal televisivo NEXTV Canal 21 que entrevistó al vocero de las comunidades afectadas Ricardo Miranda quien expuso la tragedia humana producida por este gobierno de intereses capitalistas sobre los derechos humanos y de la colectividad.  

Se cuestionó el cerco informativo de los medios de comunicación que solo daban espacio para el gobierno sin participación de las comunidades afectadas, así coartándole la libertad de expresión y su sagrado derecho a réplica. Por la tarde se dirigió una comitiva a las oficinas de la ASEP donde se realizó un piqueteo y se exigió la presencia de su director Meana a los cuestionamientos de los grupos afectados. En ningún momento el director Meana se presentó, aduciendo su abogado Broce que desconocía su ubicación. 
 Sin embargo a los pocos minutos de llegar se presentaron varios radios patrullas al lugar. Luego al no presentarse el director Meana para la entrega de un pliego se procedió a trancar la Vía España por espacio de una hora dejando luego un carril para la circulación. Finalmente se hicieron declaraciones a los medios.
Para el día siguiente el joven Miranda finalmente fue entrevistado por TVN Canal 2[iii].

Mientras tanto en Gualaquita, como en Mali y Norteño en la área comarcal próximo a la provincia caribeña de Bocas del Toro, así como en Santiago de Veraguas y en la Vía Transístmica frente a la Universidad de Panamá se procedió hacer sendos cierres de calles, el ultimo que duró 7 horas  en protesta por la acción inconsulta, arbitraria e inhumana del cierre de compuertas e inundación del proyecto Barro Blanco. En tanto nos tocó tragar humo de gas lacrimógeno que inundó toda la Universidad y donde se cerraron las clases por la tarde. 

El estado panameño insiste en proteger los poderosos y corruptos que les han creado tanto sufrimiento a sus humildes pueblos originarios. El gobierno de Panamá insiste en promover estos proyectos desfasados al peor estilo centroamericano donde millares de indígenas y campesinos eran masacrados a mansalva para dar lugar a gigantescos embalses como  la de Chixoy[iv] que ahora el estado guatemalteco ha sido obligado a pagar inmensas indemnizaciones a los afectados. Le toca ahora a esta compañía hondureña de dudosa reputación con directivos presos por desfalco de centenares de millones en su país[v] y sus familiares con sus visas revocadas por el Depto. De Estado de los EEUU en su lucha contra el blanqueo de capitales[vi], promover su proyecto con sus diseños desfasados para inundar exuberantes bosques con sus valiosas ecosistemas, valiosos tesoros arqueológicos como son sus petroglifos a la par de sus comunidades originarias que conviven en armonía con su medio ambiente.

Escenarios los cuales hubieron servido para fabulosos proyectos eco turísticos, avistamiento de aves y fuente de ingresos para las comunidades afectadas. Quizás no los asesinen en los números como en Guatemala, aunque esta lucha ya lleva varios muertos como Jerónimo Tugri, Mauricio Méndez, Onésimo Rodríguez y otros más donde se han sido heridos, golpeados, vejadas y violadas sus mujeres. Estos casos ya están plenamente documentados y se hallan en instancias internacionales.  Pero si no los asesinan en vida son privados de la vida feliz y alegre que llevaban, esclavizados y desarraigados para siempre de sus hogares y tierras que los vio nacer.  Quizás por eso el propio Banco Interamericano de Desarrollo BID desde el año 1998 en un aparente cambio de imagen ha dejado de financiar algunos proyectos como las que había participado anteriormente como la de Chixoy,

https://youtu.be/z9H_Y3CJw6c
 que resultaban en desplazamientos o desalojos forzosos de comunidades tales como hidroeléctricas, minas y hasta carreteras. Aunque la realidad parece indicar otra cosa[vii].


Todo este drama humano se desarrolló bajo un limbo jurídico en que la Corte Suprema falló contra el Decreto 537 dejando sin efecto hasta la autoridad de la Cacica,aunque el gobierno de hecho sigue reconociendola. Pero más preocupante la máxima autoridad comarcal que es según la Ley 10 del 1997 que crea la Comarca, el Pleno del Congreso General Ngäbe Bugle y los ha dejado en estado de indefensión. No es de extrañar que el gobierno haya utilizado este pretexto e incertidumbre legal para imponer su cierre de compuertas e inundación aunque aducen que es temporal. Pero todos sabemos que Chan 75 comenzó con un cierre temporal de 15 días que se hizo permanente hace 5 años. Con esto se confirma que en Panamá la separación de los poderes del estado es un mito. Así como había confesado el propio presidente Varela al decir que la democracia estaba secuestrada por los intereses económicos. ¿No habría aquellos poderes económicos que él mismo representa apurado el fallo en la Corte Suprema para descabezar cualquier congreso y oposición al infame Proyecto Barro Blanco?   Todos sabemos que en Panamá manda un solo poder el poder económico como prueban el escándalo de los malditos  PANAMA PAPERS y de sus allegados íntimos al gobierno como la firma MOSSACK-FONSECA  entre otros en esta intriga de los poderosos en esta urbe de cristal. 
En tanto aparte de toda esta trama de corrupción e intriga internacional que envuelve la capital panameña se desenvuelve esta tragedia de infinitas proporciones con el humilde pueblo ngabe bugle que no aspira a tener millones sino paz y dignidad en su tierra que lo vio nacer.